Loading...

lunes, 5 de julio de 2010

CICLO DE VIDA DE UN PRODUCTO


Se entiende como “Ciclo de Vida” al conjunto de todas las etapas por las que pasa un producto desde el mismo momento en que es lanzado para su venta, hasta que se deja de comercializarlo teniendo siempre en cuenta el volumen de ventas.
Los bienes cumplen, desde sus orígenes hasta su desaparición, las siguientes etapas en su ciclo de vida:

1.Lanzamiento o Introducción
2.Crecimiento o Desarrollo
3.Madurez
4.Declinación o Declive





1. Lanzamiento o Introducción


En el momento de su lanzamiento, el mercado no conoce el producto o servicio, por lo tanto, se debe hacer un gran esfuerzo de marketing en darlo a conocer o obtener los primeros compradores. En este momento, el costo de producir cada unidad es alto, por lo que el precio al introducirlo al mercado también suele ser alto. Los recursos requeridos para desarrollar el mercado y asegurar la sobre vivencia del producto suelen ser muy costosos y hasta pueden superar los gastos en investigación y desarrollo (I+D) del producto.

Características:
•cobertura gradual de los puntos de ventas
•rotación reducida de las existencias en los canales
•crecimiento gradual en volúmenes de ventas y de participación en el mercado.
•repeticiones lentas de compras

2. Crecimiento o Desarrollo


Cuando un producto comienza a ser aceptado, sus ventas y participación en el mercado comienzan a crecer al igual que los beneficios. Seducidos por esta situación, los competidores entran en el mercado y sus esfuerzos de marketing ayudan a impulsar aún más el crecimiento de las ventas. A pesar de ello, en general la competencia no suele ser intensa en esta fase, ya que el conjunto de competidores puede compartir el aumento de las ventas.

Características:
•posicionamiento en el segmento definido
•actividad promotora aún intensa
•mayor repetición de compras
•mejor cobertura de los canales de distribución
•curva de experiencia en desarrollo
•tendencia sostenida en crecimiento de ventas
•segmentos y nichos de mercado poco desarrollados
•diferenciación básica creciente
•aumento de la cartera de clientes, pero aún con posibilidades de expansión
•utilidades brutas en crecimiento


3. Madurez:


Cuando el producto ha alcanzado la máxima participación posible en el mercado, el volumen de ventas comienza a estabilizarse, la mayoría de las ventas se dirigen a usuarios reiterados y los costos, probablemente, han seguido reduciéndose. Inicialmente, los recursos generados por el producto son altos y la empresa comienza a recoger sus frutos al dejar de necesitar una gran inversión para aumentar o mantener la posición lograda.

Características:
•óptimo nivel de penetración de mercado
•poco o nulo crecimiento de la demanda
•máxima rentabilidad y contribución posibles
•elevada rotación de inventarios en la empresa y puntos de ventas
•mayor desarrollo de la segmentación y nichos
•máxima acción de la competencia para desplazar posiciones alcanzadas






4. Declinación o Declive


Aunque la fase anterior puede durar muchos años, en algún momento las ventas cederán ya sea en forma gradual o súbita. Este fenómeno podría ser causado por el auge de nuevos productos substitutos, por cambios en la conducta o necesidades del consumidor que tornen obsoleto el producto inicial, errores estratégicos propios de la compañía, modificaciones en las condiciones socio-económicas del entorno, leyes o disposiciones normativas o influencias geopolíticas entre otros.

En esta parte del ciclo es posible intentar esfuerzos para desacelerar el ritmo de caída, pero no más que ello, ya que, cuando se detectan las señales de su iniciación, el ciclo es irreversible y no se justifica, económicamente, realizar inversiones para detenerlo o revertirlo.


www.estrategiademagazine.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario